Una mirada histórica

Mural. 2 de abril de 2008

Puntos y Contrapuntos

Por Pedro Mellado

En la queja que presentó ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, en contra del Gobernador Emilio González Márquez, a quien acusa de haber violado la Constitución General de la República y la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, al donar 90 millones de pesos de dinero público para la construcción del Santuario de los Mártires, la académica Laura Campos Jiménez argumenta las razones históricas por las cuales debería revertirse esa decisión del Mandatario estatal.

La cita de los siguientes párrafos es textual: El Santuario Cristero busca honrar a personajes que en los años 20 lucharon contra del Estado laico. Por ejemplo, Anacleto González Flores (1888-1927), uno de los pretendidos mártires que se venerará en el Santuario, fue un enemigo declarado de Francisco I. Madero y de la Revolución Mexicana.

Despectivamente, como “supina tontería”, Anacleto se refería al primero de ellos como el “enano de Parras”, mientras que a la segunda la consideraba como “Una verdadera orgía de cafres () La revolución es una ebria, y su embriaguez es de barbarie, de salvajismo, de retroceso a la edad de las cavernas“.

En dicha obra, que fue reeditada por el Ayuntamiento presidido por Emilio González (2004-2007), con un prólogo del Cardenal Juan Sandoval, González Flores definía a la que, según él, es la gran trilogía adversa al catolicismo: el protestantismo, que “hace esfuerzos desesperados por penetrar en todas partes, por llegar al corazón de las masas, por arrebatarnos a la juventud y por invadirlo todo”, la masonería y la revolución, que según él es una “aliada fiel” de las dos.

Anacleto González Flores (uno de los beatos cristeros recientemente elevado a los altares), llamaba a la escuela laica un “extremo de ignominia, de decaimiento y de postración”, a la cual deberían oponerse los padres de familia, y hablaba de la educación oficial como de la “perversión de alma de la niñez y de la juventud”.

Según el “mártir”, “…El contacto con la escuela laica, con los textos, con los alumnos, con los profesores, en fin, con la atmósfera envenenada de los establecimientos oficiales de instrucción, contrarresta todos los esfuerzos que se hacen en el templo, en el hogar y en cualquier parte para orientar a la niñez y a la juventud (). Y a pesar de esto, tranquilamente envían a sus hijos a las escuelas laicas”.

Esas son las ideas a las que se rinde culto en el Santuario, con el apoyo moral y material del Gobierno del Estado de Jalisco.

¿Qué sigue en la lógica de Emilio González Márquez? Si permitimos que siga utilizando el presupuesto de forma discrecional y no se para en seco la serie de abusos y violaciones que viene perpetrando en contra de la sociedad jalisciense, nos toparemos que en poco tiempo establecerá, con fondos públicos, salarios a ministros de culto católicos, financiamiento para promover eventos parroquiales, construcción de seminarios, instauración forzosa del catecismo en escuelas públicas (desde la óptica cristera y con crucifijos en las aulas de clase), cederá el canal 7 del Estado para programación religiosa, impulsará más libros para fomentar sus creencias y cuanta ocurrencia le venga en mente.

Hasta ahí las citas textuales tomada de la queja presentada ante la CEDHJ el pasado domingo 30 de marzo. La historiadora, egresada de la Universidad de Guadalajara, es autora del libro “Los Nuevos Beatos Cristeros. Crónica de una Guerra Santa en México”.

pedromellado@gmail.com

Ir al inicio

Anuncios

4 comentarios

  1. telma said,

    octubre 10, 2008 a 3:56 pm

    La historia de Mexico se encuentra siempre con la mira de la ICAR, en un plan destructivo, no solo de nuestro legado sino tambien en la actualidad destruyendo la economia de nuestro pais.

    Siga trabajando que su trabajo es exelente.

    Telma Flores Flores

  2. Manuel Cortes said,

    octubre 10, 2008 a 3:58 pm

    Exelente trabajo que muestra a la luz las mentiras del clero Romano y su afan de destruir nuestro legado.

    Felicidades.

  3. David Correa said,

    enero 22, 2010 a 12:10 pm

    Totalmente de acuerdo con González Flores.

  4. Eduardo Santos said,

    mayo 5, 2011 a 11:04 pm

    Estoy de acuerdo con el Estado Laico. No cabe duda que tanto Anacleto como simpatizantes estaban errados. Hoy vemos lo que mala educación confesional ha provocado; desintegración familiar, falta de responsabilidad social, doble moral, abortos clandestinos, abusos de jerarcas, etc.

    limpbizkit_31@hotmail.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: