Presentación del nuevo libro de Carlos Monsiváis, “El Estado laico y sus malquerientes”, en la FIL de Guadalajara


dsc05346

Por Juan Carlos G. Partida

GUADALAJARA, JALISCO, 4 de diciembre.- En la mera tierra de los santos mártires cristeros y los donativos panistas del erario para lo que aquí se ha dado en llamar fomento al turismo religioso, Carlos Monsiváis presentó su libro El Estado laico y sus malquerientes.

Y en una tierra donde también hace cuatro años se dio una de las más cruentas violaciones a los derechos humanos en la historia reciente de Jalisco el 28 de mayo del 2004, también y en compañía de Elena Poniatowska, presentó El 68. La tradición de la resistencia, obra en la cual hace un recuento del movimiento estudiantil que dijo debería estar incluido en los libros de texto.

“No sé cómo concluir la homilía. La concluyo exhortándoles a que vuelvan a su casa, se arrepientan y al sentirse ya sanos y salvos, vuelvan a su racionalidad laica”, terminó su primera presentación de este jueves.

dsc05348

Previo a la intervención de Monsiváis, la historiadora Laura Campos presentó varios de los signos que han caracterizado a la administración panista actual, encabezada por Emilio González Márquez. Mostró fotografías tomadas hace unas semanas de la estatua de Benito Juárez tirada en el suelo del parque de la Solidaridad, al oriente de Guadalajara, espacio público que depende directamente del gobierno estatal. También se recordó el tema de la macrolimosna por 90 millones de pesos que González Márquez intentó entregar a la Arquidiócesis para la construcción del santuario cristero promovido por el cardenal Juan Sandoval Iñiguez, intención que fue detenida por una fuerte reacción social.

El autor dijo que le parecía que tratar de justificar la entrega de recursos públicos hacia obras de la Iglesia católica le parecía una verdadera blasfemia, al suponer por ejemplo que en lugar de peregrinos los que van a Talpa atraídos por la virgen son turistas.

“Esta idea de que todo se justifica por el turismo religioso es un tanto sacrílega, como cuando el cardenal (Sandoval Iñiguez) sostiene que es importante esta donación porque el santuario de los mártires propicia el desarrollo del turismo religioso; todavía no se inaugura, por qué no se esperan a que se inaugure y entonces ya vemos qué tanto propicia el turismo y qué tanto de devoción, porque que yo sepa el turismo puede ser de gente devota pero lo primero que quieren ver son las maravillas, y como ya los efectos especiales eliminaron a los milagros, ahora se trata de ver las maravillas que le permiten al esteta, al artista que hay en todo turista, la posibilidad de contemplar con regocijo lo que fue creado para la edificación del espíritu”, agregó.

Con El Estado laico y sus malquerientes, Monsiváis dijo que su propósito era una especie de alegato, que el libro fue pensado para eso.

El Estado laico y sus malquerientes

“Es como una historización de lo que ha sido el estado laico, de cuántas luchas han tenido que darse para conseguirlo, de su afirmación, y ya desde el siglo XX de la manera en que la secularización se impone y hace irretornable el camino de lo monocorde fideísta (es una frase bonita, la voy a anotar), del monopolio de la fe como la única garantía de la armonía social”.

A pesar de los embates contra el Estado laico que se enumeraron a lo largo de la conferencia, Monsiváis dijo que no creía que el laicismo como derecho nacional estuviera en riesgo, solamente en la medida en que existe toda una operación de entrega de dinero “yo diría incluso más conspicua en Guanajuato que en Jalisco” para obras pías, incluida la construcción de iglesias y la entrega de posiciones básicas en puestos de gobierno a gente de la derecha.

“Yo no tendría inconveniente en que lo fueran, pero cuando digo de la derecha es gente profundamente incapaz de entender la modernidad. Y que se sepa este país –con todas las dificultades– sigue siendo un país moderno. Por eso el finado Carlos Abascal sostuvo, como secretario de Gobernación –lo digo con todo respeto a él pero no sé si a sus argumentos–, que la religión católica garantizaba una ética social, y ahí sí era imposible compartir el punto de vista porque entonces a quién representaba el secretario de Gobernación: a una ética que no valía porque no estaba sustentada en la fe, entonces era la duplicidad y el simulacro lo que se estaba predicando”, señaló.

Se refirió además a que la crisis económica agudizará las creencias religiosas, pero justo es un momento en el que también se requiere la más rigurosa racionalidad, para lo cual debe estar muy presente lo que ha sido el Estado laico, sus conquistas que no pueden ser erradicadas porque han puntualizado el desarrollo de la civilización.

“Se trata de entender por qué una y otra vez han fracasado los intentos de eliminar el laicismo: Quieren prohibir las minifaldas, al domingo siguiente hay una manifestación de jóvenes con minifaldas y archivan el proyecto; quieren prohibir El crimen del padre Amaro y consiguen tal éxito para la película que el consejo episcopal dice que es la última vez que intentarán amonestar a la población porque por lo visto solo se favorece a los distribuidores”, concluyó.

Fuente: http://www.lajornadamichoacan.com.mx/2008/12/05/fotos/contra.pdf

- Ponencia completa de Carlos Monsiváis (haga clik aquí).

- Ponencia completa de Laura Campos (haga clik aquí).

***

La presentación de El Estado laico y sus malquerientes en los medios de comunicación:

 

 

mur 

La Jornada, 6 de diciembre de 2008.

La Jornada, 6 de diciembre de 2008.

- El Informador, 5 de diciembre de 2008 (haga click aquí).

- Mural, 5 de diciembre de 2008 (haga click aquí).

***

La siguiente galería de fotografías es para documentar nuestro optimismo

Carlos Monsiváis durante la presentación de su libro "El Estado laico y sus malquerientes".

Carlos Monsiváis durante la presentación de su libro "El Estado laico y sus malquerientes".

 

Ariel Rosales (izq.), Carlos Monsiváis, Laura Campos y Rossana Reguillo.

Ariel Rosales (izq.), Carlos Monsiváis, Laura Campos y Rossana Reguillo.

021_21

036_36

011_11

012_121

031_31

045_45

047_47

***

Carlos Monsiváis, “El Estado laico y sus malquerientes”
 
mons2
Por Alejandro Haddad


Desde la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. El prolífero escritor y periodista presentó uno de sus libros junto a las investigadoras Laura Campos y Rosana Reguillo. La presentación abundó en críticas hacia un estado que se hizo malqueriente del laicismo. Los componentes del poder gobernante se vuelcan a favorecer solo una parcialidad de las religiones.

 

“Deberían estar entre los hijos ilustres” dijo Monsiváis luego de presentar a sus dos presentadoras. Laura Campos, profesora de la Universidad de Guadalajara, y Rosana Reguillo, investigadora.

 

“Hoy en día el estado laico tiene malquerientes. Los enemigos eran en el siglo 19. Ahora tiene malquerientes”, aseguró Laura. Y es que el libro a presentarse se llama precisamente “El estado laico y sus malquerientes”. Laura se encargó de hacer un breve análisis de la relación entre el estado y la malquerencia de sus gobernantes respecto al laicismo.

 

Monsiváis la había presentado como una crítica de la desmesura de la derecha en Guadalajara. Y Laura sostuvo las palabras de Carlos. Habló del dinero que el gobernador de Jalisco Emilio González Márquez, del Partido Acción Nacional (PAN), “donó” para la construcción de un santuario de cristeros, organización católica conservadora de ultraderecha. En su momento, la indignación del pueblo se tradujo en marchas poco vistas en una ciudad donde suele reinar la calma. Así es que el proyecto se echó atrás. “Ganó la sociedad de Jalisco”, dijo Campos.

Luego dio otro ejemplo de abuso del estado vinculado a la iglesia católica. En el año ’98, intentaron quemar la esfinge de Juárez en el parque de la solidaridad. “La imagen sigue derribada”, denunció mientras se proyectaban fotos de la estatua que había sido inaugurada por el presidente Salinas de Gortari en el año ’91. Juárez, fue uno de los que estableció ciertas medidas laicas durante su gobierno.

 

En medio de su alocución, y citando fragmentos del libro de Monsiváis, se preguntó por qué, en los comunicados del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, que abarcan casi todas las minorías, no aparecen los protestantes.

 

A su turno, Rosana Reguillo comenzó hablando de que el “presunto autor es una minoría minoritaria y desestabilizadora”. “Es parte”, continuó diciendo en su irónica presentación, “de los intelectuales faranduleros”. Hizo referencia a lo prolífero de la obra de Carlos hipotetizando acerca de cómo habría que hacer para igualarlo. “Debe tener un sótano lleno de refugiados guatemaltecos escribiendo”.

 

Rosana defendió la obra enfrentándose a frases de la ortodoxia católica como que “la diferencia religiosa es sinónimo de desintegración nacional”. Citó casos de xenofobia como los ocurridos en Yucatán en 2002-2003, cuando fueron expulsados del sus ámbitos educativos, cinco alumnos por ser portadores de VIH.

 

Entonces reapareció la palabra de Monsiváis. “Mientras escuchaba, me acordaba de algunos incidentes melódicos”, dijo. “En esta casa somos católicos y no aceptamos propaganda protestante”, citó y continuó citado: “En esta casa somos católicos y no aceptamos propaganda del materialismo dialéctico”, y “en esta casa somos católicos y no aceptamos insinuaciones contra el neoliberalismo”.

 

Luego siguió citando frases, siempre de memoria, dichas por obispos o escritas en carteles en recintos católicos. Todas ellas contra el aborto.

 

Arremetió contra el ex presidente Fox quien “habla del estado laico y esas cosas… probablemente no tiene idea de lo que habla… Fox no tiene idea de muchas cosas de las que habla”.

 

Se refirió a la oposición del Vaticano como estado a los derechos de los gay que propiciará la ONU, “porque desestabilizaría la paz de los estados”, citó.

 

Sobre la hora de cierre, ironizó acerca de los papeles que les entregan a los expositores anunciándoles el apuro de que terminen de hablar. “En la última presentación (Monsiváis lleva ya cuatro en lo que va de la feria), me entregaron cuatro papelitos”.

 

“No sé cómo terminar la homilía. Vuelvan a sus casas y que se arrepientan. Vuelvan a su racionalidad laica” dijo para ser aplaudido en medio de risas.

 

El reproche a los malquerientes del estado laico se ajusta a la lógica misma del estado laico, pues. Es una defensa a la diversidad, a la pluralidad religiosa pero no cuestiona la idea misma del estado.

 

El libro y la presentación, al ser una alegoría al estado laico, fue (es), al mismo tiempo, una defensa de la idea de estado. Quizás la crítica al EZLN se enmarca en esa defensa. El cuestionamiento no pasó por las conductas típicas del estado, de la conformación, de la estructura del estado, sino del hecho de que se haya empezado a malquerer el laicismo.

 

Así es que a veces se lega la pregunta de si acaso es el desborde de corrupción y abuso de poder el que lleva a defender lo menos malo y no a cuestionar cambios de paradigmas y de lógicas.

 

Como diría algún indígena del sur-oriente de Chiapas: Saber…

 

Fuente: http://la5tapatanet.blogspot.com/2008/12/carlos-mosivis-el-estado-laico-y-sus.html

5 comentarios

  1. Alicia Alonso said,

    enero 19, 2009 at 1:23 am

    FELICIDADES POR ESTE BLOG. ES NECESARIO RESCATAR LA HISTORIA DE MEXICO PARA NO PERDER NUESTRO PRESENTE.

    EL FUTURO DE NUESTRAS GENERACIONES ESTA EN LA HISTORIA, PERO NO LA OFICIAL NI LA CLERICAL…

  2. Carlos Aldrete Glez. said,

    marzo 5, 2009 at 7:25 pm

    Hablar del maestro Carlos Monsiváis, es remitirnos a una figura célebre de las letras mexicanas. Qué bueno es que existan blogs como el de Laura Campos, en donde el análisis y el debate son puntales de referencia, en una sociedad en donde los medios de comunicación (y muchos comunicadores), han perdido credibilidad y fuerza moral.

    En donde los partidos políticos, sindicatos y movimientos sociales (cooptados por dinero o puestos de elección popular), han vendido sus principios y se han alejado de la sociedad.

    No me resta mas que ir a la librería Gandhi a comprar el libro del maestro Monsiváis y leerlo.

  3. Federico Villarreal said,

    mayo 15, 2010 at 12:28 pm

    Es un placer leer y escuhar al Mtro. Carlos Monsivais…. hoy que lo tenemos aun, lo felicitamos por su enorme contibucion a Mexico y al mundo…….Gracias “Maestro” y pronta recuperacion…. aun hay mucho que decir……. nadie lo diria como usted…… ni valdria tanto….como escucharlo y leerlo en esta època…………
    afectuosamente
    Federico Villa

  4. cruz said,

    julio 15, 2010 at 11:08 am

    Que buen blog. ojala algun dia mexico salga de la esclavitud de creencia que le fue puesta por medio de la monstruosa inquisicion.

  5. Eliseo Rivera P said,

    febrero 22, 2012 at 3:09 pm

    Hagamos un frente común, para invitar a nuestros Senadores de la República mexicana, a insertar en el artículo 40 de nuestra constitución política mexicana;Que México es un país laico.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: